Termas Budapest
blog_portada

Los romanos se establecieron en Budapest en el siglo I, durante el cual construyeron varias termas en las que disfrutaban del agua termal humeante que hierve a fuego lento bajo la superficie de la ciudad.

Más tarde, en el siglo XVI los otomanos construyeron algunos hammams o baños árabes, mientras que en el siglo XX, durante el imperio astrohúngaro se construyeron otras casas de baños con un estilo renacentista.

Debido a éstos, Budapest es una ciudad visitada por millones de viajeros cada año, además de ser llamada “la ciudad de los baños y los spas”. Sus aguas calientes y ricas en minerales harán de tu viaje a Budapest una de las experiencias más relajantes y únicas, ya que cada baño cuenta con un estilo y decoración único que enamorará tu mirada.

Todo lo que necesitas llevar para tu visita a las termas es: traje de baño, sandalias y una toalla. La admisión general cuesta entre 10 y 20 euros, y es preferible que asistas entre semana, ya que los fines de semana suelen estar muy llenos, además, es buena idea  intentar llegar lo más temprano posible. Los baños también ofrecen servicios adicionales como masajes, baños privados y pedicura. A continuación les hablaremos de las mejores termas para visitar en Budapest.

shutterstock_1403702654

Baños Rudas

Este es uno de los baños de estilo árabe, con una asombrosa cámara de baño octagonal cubierta por una gran cúpula de 10 metros de diámetro.

Además, desde la bañera de hidromasaje se tienen increíbles vistas panorámicas de la ciudad, por lo que es considerado uno de los baños más bonitos de Budapest.

Tiene un total de 11 piscinas cubiertas y 1 al exterior. El boleto completo con acceso a todas las áreas cuesta aproximadamente 17 euros.

Balneario Gellért

Este baño y el de Széchenyi tienen varias características en común: ambos son de la época del renacimiento clásico, son balnearios monumentales muy ornamentados, y son los dos más visitados por los turistas.

Gellért cuenta con 8 piscinas cubiertas, saunas, pozos, una piscina al aire libre que puede generar olas artificiales cada diez minutos y una piscina espumosa. Sus coloridos mosaicos de Zsolnay, las columnas de mármol, los vidrios y las estatuas hacen de este balneario un sitio imponente y hermoso, perfecto para una sesión de fotografía. La entrada cuesta 19 euros aproximadamente.

Baños Széchenyi

Con 1.7 millones de visitantes al año, éste es sin duda el baño más visitado de todo Budapest.

Éste fue además el primer balneario terapéutico de la ciudad, aunque en la actualidad su ambiente lo hace sentirse más bien como un parque de atracciones, que como un baño.

Cuenta con 125 piscinas cubiertas y 3 exteriores. Aquí las más famosas son las exteriores, ya que tienen una bella vista de la ciudad, además de ser una experiencia única en la época invernal, debido al contraste del agua humeante y el frío de Budapest. La entrada cuesta unos 20 euros.

shutterstock_1165617595

Balneario Lukács

Este posee en su interior una gran cantidad de locales, además de tener un diseño mucho más modesto y funcional que los dos balnearios anteriores, por lo que éste se experimenta como un verdadero baño termal.

También es más pequeño, pues cuenta con 4 piscinas cubiertas y 2 exteriores, además de una terraza en la azotea con excelentes vistas panorámicas.

En éste suele haber una mayor cantidad de locales que en los anteriores, y en específico, se dice que es el baño frecuentado por los intelectuales de la ciudad. Tal costumbre viene desde principios del siglo XX, cuando era común que en el lugar se reunieran artistas e intelectuales de la época para conversar y discutir ideas mientras se bañaban en las termas. El costo de su entrada es más económico, pues está en 13 euros.

Balneario Király

Estas termas tienen una característica muy curiosa: su construcción es mitad otomana y mitad del siglo XIX. Éste cuenta con 4 piscinas cubiertas, 1 jacuzzi al aire libre y un bonito jardín exterior, lo que lo hace uno de los balnearios más pequeños de Budapest, pero a la vez, uno de los más encantadores.

Se dice que las aguas que brotan del manantial de los baños Kiraly son muy ricas en Calcio, Magnesio, Sodio y Sulfatos, por lo que estas suelen recomendarse para el tratamiento de enfermedades como la artritis. Su entrada cuesta 10 euros aproximadamente.

Baño Veli Bej

Durante la época otomana, este baño era conocido como el más grande y hermoso de Budapest. Hace poco tiempo fue remodelado, y ahora posee un estilo mezclado, al igual que el Balneario Király, pero también muy digno de admirar.

En la actualidad, éste es un balneario de tamaño mediano, con sus 7 piscinas cubiertas por cúpulas turcas y arcos, así como un techo de vidrio. Es muy buena opción debido a que no es tan turístico como todos los anteriores. También cuenta con salas de vapor y saunas, y su precio es de 10 euros.

shutterstock_731426305

Baños termales Dandár

Estos baños se encuentran a las afueras de la ciudad y son de los menos conocidos de Budapest -al menos por los turistas-, por lo que son algo así como un secreto de la ciudad. Fueron construidos en 1930, con un estilo art decó. Cuentan con 3 piscinas cubiertas y 2 al aire libre, las cuales resultan una experiencia inolvidable durante las noches de invierno.

En este sitio encontrarás muy poca gente, además de que éstos seguramente serán locales, por lo que podrás experimentar los baños termales en un ambiente relajante y lo más auténtico posible.

Actualmente, Budapest tiene un total de 123 fuentes termales. El agua de todos los baños suele tener más o menos la misma cantidad de minerales, sin embargo, cada balneario termal medicinal es asociado a distintas propiedades curativas. Además de ésto, cada baño cuenta con un estilo arquitectónico y decorativo, así como con diferentes servicios y personas asistentes. Los más recurridos por los visitantes suelen ser los 3 primeros (Széchenyi, Gellért y Rudas), los 2 siguientes tienen una mezcla igual entre locales y visitantes (Lukács y Király), y los 2 últimos suelen ser visitados casi solamente por locales (Veli Bej y Dandár).

Te recomendamos visitar varios, para que puedas apreciar tanto las impresionantes decoraciones monumentales de unos, como la tranquilidad relajante y meditativa de otros.

Información sobre el Artículo
Termas Budapest
Nombre
Termas Budapest
Descripción
Los baños también ofrecen servicios adicionales como masajes, baños privados y pedicura. A continuación les hablaremos de las mejores termas para visitar en Budapest.
Autor
Editor
Tu Experiencia
Logo

Comentarios

Deja un comentario